viernes, 10 de agosto de 2012

TRISTEZA


TRISTEZA

Poco a poco me estoy perdiendo,

miro al espejo y no me encuentro,

como sal en agua me voy diluyendo,

ni el trino alegre del noble jilguero

que indica que esta amaneciendo,

ni el canto del grillo mueve mi tiempo.

Los días vienen y van dejando su huella

de abandono, soledad, llanto y tristeza.

En la mesa han quedado falsas promesas,

sueños triturados, copas y vino añejado.

Se ve un camino incierto, perdido

entre pastizales y matorrales crecidos,

una mujer solitaria de vez en cuando regresa,

y entre lagrimas invisibles escribe sus penas.

Luz Elena Sepúlveda

2 comentarios:

  1. Me agradó, sobretodo el comienzo. La realidad plasmada en escritos.

    ResponderEliminar

DALE VIDA A TUS SUEÑOS Y NUNCA DEJES DE SOÑAR