viernes, 30 de septiembre de 2016

* REFLEJO *






* REFLEJO * 

Te encontré entre poemas

de amor y despecho,

cuando un adiós salía

a media tarde de tu pecho.

llore triste al sentir eso,

ya doloroso es saberte lejos,

entregado a otros brazos

y muy lejos de mi lecho.

Amor de poesía y dulces versos,

tu eres en mi vida un espejo,

y día con día buscare en

ese lago de mis sueños…

tu amado y divino reflejo.


Luz Elena Sepúlveda-

SOLUNA

*MIS LAGRIMAS*





*MIS LAGRIMAS* 


Hoy mis lágrimas no son por desamor,

son por qué el amor arcano me atrapó

a miles de kilómetros de donde estoy,

cada día tengo que engañar a la razón,

por la distancia absoluta entre tú y yo,

despliego esperanza en cada oración,

prudente mi alma en total abstracción,

deja escapar triste llanto de desolación.

Te amo a pesar de tus dudas y temores,

aunque no creas que tu esencia y tu voz

poco a poco y cada tarde me enamoro.

El sollozo se vierte cada noche solitaria,

lagrimea la ilusión no por falta de amor.

Estoy amando el espíritu que te da forma,

el color de tus ojos, tus callados antojos,

los momentos en que planeamos unirnos

para nunca separar corazón con corazón.

Hoy mis lagrimas no son por desamor…




Luz Elena Sepúlveda.
SOLUNA

*CON UN GIRASOL ENTRE LAS MANOS*







*CON NUN GIRASOL ENTRE LAS MANOS* 





Amor, aquí de espaldas en tu regazo,
con un bello girasol entre las manos,
mirando tu sonrisa de enamorado,
sé que puedo decirte que… te amo.




Muchos momentos nos cegamos,
la distancia hace mella y estragos,
los celos me condenan al desgano,
un girasol me incita a vivir de tu mano.




Amor, aquí los dos asidos de las manos,
miras mi sonrisa locamente embobado,
esta sonrisa que alienta un girasol amado,
como amo tus ojos, tu piel y dulces labios.




Con un hermoso girasol entre mis manos,
dulcemente te digo que… te amo, te amo.





Luz Elena Sepúlveda.

SOLUNA

PENITENTE





*PENITENTE* 




Padre, aquí me tienes postrado,

por mis pecados torturado,

llego hasta ti arrepentido,

abandonado, triste y solitario.

La sociedad ya me ha juzgado,

ahora perdón vengo a pedirte,

hágase tu voluntad y redime

mi alma que aquí esta penitente

pidiendo tu amor en todo mi ser.

Amen



Luz Elena Sepúlveda.
SOLUNA 

*TESTIGO*






*TESTIGO*




Estoy aquí, esperando tu llegada,
regreso cada día esperanzada,
de escuchar tus pasos en la hierba,
pensando en extender mis brazos
y abrazarte plenamente enamorada.

Ha pasado un año, tres meses y dos
días que me dejaste sola, abandonada,
te marchaste sin explicarme nada,
tu recuerdo aun llena de vida mi alma
y vuelvo a nuestro árbol ilusionada.

Tal vez sea en otoño o quizá mañana,
me encontraras en este árbol anidada,
como seducida golondrina sin parvada,
igual a una hoja adherida a este árbol
testigo de un amor que no se acaba.





Luz Elena Sepúlveda.

SOLUNA

*HE REGRESADO*







*HE REGRESADO* 





He regresado al origen de mis pasos,

lento camino entre las hojas que

crujen a mi paso, sabía que mi retorno

tenía que ser en un otoño anhelado.

Los tonos ocres llenan mis pupilas,

me llenan de recuerdos de niña,

cuando jugaba lanzando las hojas

hacia arriba y como lluvia dorada

que en mi cara, suave y sutil caían.

Una ligera llovizna hace de utilidad

el eterno, bello y muy viejo paraguas,

Se asoman los recuerdos cuando

entre risas él y yo cabíamos dentro,

amábamos transitar estos caminos,

cuando el sol se fundía con el cielo.

Hoy nadie me recuerda, saben de

nuestra historia como una leyenda

sirve para aquellos que quieren

algo que contar, hablar de algo.






Luz Elena Sepúlveda.
SOLUNA




DECIR TE AMO ES... 



DECIR TE AMO ES…

Decir te amo es…

un compromiso con Dios,

una actitud con la vida,

callar cuando tú hablas,

escucharte desde el alma.

Decir te amo es…

no perder la esperanza,

estemos cerca o a distancia,

caminar la misma senda,

sea de risas o de lágrimas.

Decir te amo es…

Respetar tu esencia,

comprender tu mirada,

amar tus diferencias,

sin reservas, sin patrañas.

Decir te amo es…

Mucho más que dos palabras...




Luz Elena Sepúlveda
 .
SOLUNA

*ESPEJISMO*





*ESPEJISMO* 






Los filos del pasado no cejan,

el espejismo es un guardián,

los tristes recuerdos un imán.

Me invade la tristeza y es

inevitable darme cuenta,

que eres solo un charlatán,

un hombre que nada ama,

el traidor de su conciencia,

ese, que deja almas en pena.

A ella también la traicionaste,

fue una víctima de alquitrán,

otra enamorada del sultán,

sultán de pacotilla con afán,

un espurio y tonto donjuán.

Los filos del pasado no cejan…

El espejismo es un guardián…



Luz Elena Sepúlveda.
SOLUNA 

*COMPLICE*




*COMPLICE* 




Buscando el calor de tu mirada,
la sensación divina de tu llegada,
camino entre la brisa perfumada,
por la espuma del mar y su oleada.

En el tenue umbral de un bello ocaso,
el astro del amor no nos perdona,
es cómplice celeste, indiscreta luna,
testiga de nuestro cálido abrazo.

Torrente de emociones nos traspasan,
un diluvio de recuerdos nos delatan,
luna llena, la pasión eludida se desata,
tu brillo en sus ojos ya no ocultan nada.





Luz Elena Sepúlveda.

SOLUNA 




*UNA ROSA*



Tan solo un rosa ha quedado
en el jardín de ese pasado,
di la espalda a los recuerdos,
a esos tormentos de antaño.
La rosa había simbolizado
un amor sublime, de dos
locamente enamorados.
La suerte, la vida, no se lo
que no fue de nuestro lado.
Dijo adiós una mañana,
“un error”, él lo había llamado,
cumplir a otra lo que un día,
fue mi sueño sublime, anhelado,
se marchó dejando una rosa,
que los dos habíamos cuidado.



Luz Elena Sepúlveda .
SOLUNA

*PADRE ETERNO*




*PADRE ETERNO*




Tu quien has guiado mi vida,

reconfortas mi espíritu,

representas el amor, la paz,

compasión, perdón y alegría.

padre creador, que entregaste

a tu hijo como redentor,

eres la mano que no suelta,

el amigo que no traiciona,

el padre que no abandona,

mi alma en ti deposito,

los silencios, tribulaciones,

esos pecados de la carne

que tú soportas y perdonas.

Padre eterno, no tengo mayor

gloria, que saberme tu hija

y darte cada día las gracias

por ser mi pilar y mí fuerza

en lo bueno y en la adversidad.





Luz Elena Sepúlveda.

SOLUNA 

*SOLO QUIERO AGRADECERTE*




*SOLO QUIERO AGRADECERTE*




Cuantas fueron las veces,

que guarde estas palabras,

a diosito oraba inocente,

pidiendo la gracia de verte,

desde niña soñaba en que

un día entre tus brazos

con ternura me acunaras,

regalarte una sonrisa.

decirte con voz clara,

te quiero papá, eres

de mil batallas, mi héroe,

el que vence mis miedos,

con un beso en la frente.

Felicidades papá, donde

sea que te encuentres,

tú me diste la vida y

solo puedo agradecerte.





Luz Elena Sepúlveda.

SOLUNA

* ENTRE ESPINAS Y ROSAS *






* ENTRE ESPINAS Y ROSAS *
 






Así como la rosa vierte

sus lánguidas gotas,

como lagrimas tenues,

el amor advierte las

filosas espinas que al

contacto duelen.

Con un pincel quiero,

borrar lágrimas y

espinas que el amor

provoca, alejar un

poco el otoño y ser

un caluroso verano,

que con espinas y

rosas, a ser amado,

dulcemente invoca.







AUTOR: Luz Elena Sepúlveda.
SOLUNA 

*EN UN LIENZO*





*EN UN LIENZO* 





Una imagen de amor y de pasión

quedo atrapada en el tiempo,

en esos años que vivimos

deseando reencontrarnos,

fueron muchas las mentiras

que lograron separarnos,

dejamos el corazón y el amor

abandonados, no le dimos

los suficientes motivos para

con el, a su lado quedarnos.

Ese delirio de amor y pasión,

está plasmado, luce en ese oleo

que entre los dos creamos,

cuanto dolor saber que va de

mano en mano, nuestro gran amor

termino, en un lienzo sin sentido,

un lienzo de amor abandonado.







Autor:Luz Elena Sepúlveda
SOLUNA 

* AÑORANZA *





* AÑORANZA *
 







Los recuerdos bailan en mi mente,

cuanto tiempo ha pasado, no sé,

te habrás marchado para no volver,

estoy segura que no es falta de memoria,

es el miedo el que inmoviliza mi ser,

el temor a perderte y quedarme así,

en esta añoranza, de los momentos

que viví a tu lado, de tus labios en

mis labios y no quiero aceptarme así,

no quiero vivir añorando, quiero vivir

tocando, amando, sintiendo.






Autor: Luz Elena Sepúlveda
SOLUNA