jueves, 25 de septiembre de 2008

LLAMADO



LLAMADO
La enredadera se hace infinita
No puedo mas que preguntar
Dios, ¿dime en que desierto me perdí?
¿En que mar del ayer naufrague?
¿En que tormenta sucumbí?
¿En que hoguera calcine, mis esperanzas,
mis ilusiones y mi fe?
Mi alma esta agotada,
descúbreme tu mirada
cobíjame con tu manto
guíame a una nueva morada
quiero descubrir un mundo
sin vanidad, sin engaños,
un mundo de infancia
de sonrisas cálidas,
de seres que aman sin pedir nada.
Quiero un mundo
de corazones de niño.
quiero mi mundo contigo.

Autora: Luz Elena Sepúlveda

2 comentarios:

  1. me pareció excelente, tus formas y palabras denotan un camino andado, felicidades.

    ResponderEliminar

DALE VIDA A TUS SUEÑOS Y NUNCA DEJES DE SOÑAR